JORGE ZABALETA "RECUPERAR MI FAMILIA ERA LO QUE ME FALTABA"

Imprimir


El atractivo y cotizado actor de Canal 13 está más que contento. Ahora la vida le sonríe porque se reencontró con su mujer, está orgulloso de su hijo Raimundo (10) y el próximo mes será padre de una niña. Dice que cuenta ansioso los días para estar presente en el parto y que su bisabuela, la "Cuca" (87), de quien es su regalón, es una de las mas felices con la noticia.

Mientras estuvo separado durante cuatro años de su esposa, la madre de su hijo Raimundo (10) Francisca Allende, Jorge Zabaleta evadió la tristeza sumergiéndose por completo en el trabajo. Se sentía solo y vacío. Pero siempre abrigó la esperanza de recuperar a su familia y decía que cuando la volviera a tener su balanza se iba a equilibrar. Hace dos años, cuando venía saliendo del rol de hombre duro como "Alex Mercader" en "Machos", y se preparaba a "a concho" para el de "Martín" en la teleserie "Hippie", confesaba que llegar a su casa era como entrar a una bodega adonde no había nada, ni siquiera un perro que le ladrara.

El actor sexy, carismático y celoso de su privacidad estaba también agotado y acosado por la prensa. No tenía tiempo para sí y reconocía que no era una persona normal. Decía que su familia, sus amigos y su hijo tenían que entenderlo así.

"Raimundo tiene claro que no tiene un papá normal, pero sabe que él es una persona muy distinta a mí, y que no tiene por qué cargar con esa mochila. A mi hijo le he dado todas las herramientas para que enfrente estas situaciones", dijo. Pero a comienzos del año pasado su vida empezó a cambiar de color.

Su personaje "Dante" en "Brujas" estaba hechizando a la audiencia televisiva. Ese hombre chispeante, bueno para la talla e ingenuo se asemejaba en su alegría al nuevo Zabaleta. Y es que Jorge había empezado a cerrar un círculo que permaneció abierto y le producía una herida profunda y dolorosa. Había iniciado el camino de la reconquista del amor con su mujer, Francisca Allende, con la que había estado casado durante dos años.

De a poco su vida volvió a rearmarse. Se reencontró con Francisca, fueron padres unidos para su único hijo y formaron un nuevo y hermoso nido en el sector de El Arrayán, en el que además albergan a tres perros. A pesar de que como padres vivieron en ese tiempo un episodio lacerante al perder un bebé de pocas semanas de gestación, la vida les devolvió la felicidad con un nuevo retoño. Será una niña que vendrá al mundo el próximo mes. Una "chancletita" que tiene al actor en la nubes y contando los días para presenciar el esperado alumbramiento.

"Las segundas oportunidades en las parejas son válidas, y lo inteligente es reconocer cuándo éstas se dan, porque la vida no siempre da revanchas", ha manifestado el nuevo padre y esposo.


Articulo Completo en la Edición Impresa.
Fotografía Holanda Comunicaciones S.A.
Por Nancy Aravena.

Portada Actual

Buscar

Portada Especial

Visitantes OnLine

Tenemos 10 invitados conectado